La globalmente reconocida marca de mantecado Häagen-Dazs, líder en la industria por su calidad y lujo, celebró la renovación de su imagen con empaques llamativos, modernos y únicos para cada uno de sus sabores. El distintivo logo de la marca ahora luce un color vino más potente, y todos los sabores cuentan con un colorido patrón en su empaques, inspirados por la experiencia que brinda la combinación de texturas, colores y sensaciones detrás de los ingredientes claves de cada uno de ellos. Con su nuevo lema “Everyday Made Extraordinary” (cada día hazlo extraordinario), la marca quiere dirigirse a la generación de los millennials, destacados principalmente por su interés de crear y vivir experiencias únicas y auténticas en las que puedan ser partícipes y a su vez, compartir con sus amigos y seguidores en las redes sociales.

“Sabemos que no necesitamos mucho para convertir un momento cotidiano en una experiencia única y memorable, y eso es precisamente lo que buscamos resaltar con la nueva identidad de Häagen-Dazs. No solo contamos con deliciosos sabores que nos han caracterizado a través de los años, sino que ahora queremos invitar a nuestros consumidores a disfrutar de pequeños lujos que permitan exaltar nuestras vivencias diarias y transformarlas en momentos verdaderamente extraordinarios”, comentó Margarita Quintana, gerente de marca de General Mills.

Para crear los diseños de sus nuevos empaques, Häagen-Dazs seleccionó a 13 artistas de talla mundial, desde ilustradores en 3D, hasta diseñadores gráficos y de textiles. El proceso de diseño implicaba catar los 46 sabores de Häagen-Dazs para identificar las características únicas de sus ingredientes y buscar los elementos a ser destacados en cada uno de los diseños. Los artes fueron creados por artistas de renombre como Santtu Mustonen, cuyos trabajos anteriores incluyen NYC Ballet y Converse; y Kustaa Saksi, que trabajó con diseños de Marimekko, entre otros grandes talentos. La renovación de la imagen de la marca incluye también la inclusión del sabor Hazelnut Crunch, cremoso mantecado de avellana con un toque crujiente, que ya está disponible en supermercados y farmacias alrededor de Puerto Rico.